Hacemos un llamado al empoderamiento e invitamos a reivindicar los conflictos territoriales, estos son la única oportunidad para transformarnos y reconocernos como protagonistas redentores del lugar habitado, más aún cuando la Patagonia majestuosa se manifiesta magnánima por sobre las arrogancias humanas. La lucha será engranar, encontrando el equilibrio, aquí.

La estructura de nuestros ideales se articula a través de un Manifiesto, declaración de principios que expone la intensión de Conflicta y sus adherentes, sin bloquear el dinamismo y la diversidad propias del trabajo colectivo.

Diseñamos experiencias en base al arte de performance, la inclusión de nuestros proyectos en educación formal y las residencias artísticas para investigadores que contribuyan con nuevos planteamientos.

Vivimos en la XII Región de Magallanes y Antártica Chilena, específicamente en la ciudad de Punta Arenas. Creemos que el futuro está en periferias, por lo tanto todo lo gestado es localizado en este punto geográfico. 

Arte de performance al sur de los ecos

Conflicta Centro de Indagación Territorial

La Patagonia se apropia del cuerpo, es aquí donde éste jamás tendrá autoría. Se cree por tanto que el lenguaje del arte en tentativa constante será la única ruta que provocará el reencuentro del humano con su hábitat. En tal hipótesis emerge Conflicta, este es un llamado a la acción basado en la experimentación y transversalidad de disciplinas que desde la creación,

el diseño y la ejecución de diversas iniciativas culturales, pretende confrontar e intercambiar ideales y tendencias que inquietan al hombre en relación con su entorno. Se presenta como un gesto político, una estructura de indagación colectiva que ahonda sobre las problemáticas del cuerpo y el territorio en la XII Región de Magallanes y Antártica Chilena.

Noticias

La performance no es lógica. Deshace lo normativo. Desarticula el discurso. Descontextualiza en ocasiones sus componentes. Subvierte la sintaxis habitual de los acontecimientos, y a veces es molesta, pues no tiene fácil encaje en la lógica de la convención ni del discurso artístico, ni pretende ser grata al público que la contempla. Aludo aquí más bien a performances, situadas más al margen y al límite, desarrolladas por individuos o colectivos desconocidos, integrados hoy en una red internacional, de la que forman parte performers de más de una treintena de países”.
Bartolomé Ferrando, Performer
“Vivir en Magallanes es hostil si no hay fusión con el territorio. Es vital la sincronía con sus múltiples estados y su exigencia a la participación. Conflicta nace de esa urgencia. En este proyecto, la performance funciona como un lenguaje de conexión pues aquí no sirven las pretensiones ni los artificios del arte. La Patagonia tiene otros sistemas, por eso la importancia de crear un movimiento colectivo alejado de la representación y sus evocaciones. La performance entonces resulta ideal para vincularnos como comunidad a través del instinto, pienso que no hay nada más caótico, excitante, puro y coherente que eso”.
Macarena Perich Rosas, Performer
“El cuerpo de la obra es más que la suma de sus partes. La suma de sus partes es menos que la sombra de un sujeto. Los sujetos y sus voluntades son menos que sus acciones. Las acciones son más que las palabras, fundan lugares en latitudes imposibles. Las palabras son menos que las prácticas, se resisten al cuerpo que las enuncia. El deseo siempre es más que las prácticas, estuvo antes y estará después de ellas. Por eso Macarena es pura curiosidad y Conflicta es su lugar, o más o menos eso, sumado a todo lo que todavía no sabemos”.
José de Nordenflycht, Historiador